+34 973 267 378    +34 665 944 414 info@alianzauniversal.org

Durante mucho tiempo la luna llena ha sido motivo de misterio, de vínculo con lo oculto, y así se expresa en muchas tradiciones y líneas esotéricas. Desde las historias de los hombres lobo, que durante el día son normales y que las noches de luna llena se transforman en auténticos depredadores, pasando por los aquelarres, adoraciones al maligno hasta la utilización de este astro por la más alta brujería, la luna llena ha sido y es el eje vertebrador de esta cultura popular. Que este astro acumule tanta tradición, superstición y mito, es por su función vibratoria dentro del enlace Tierra-Luna.

Vibratoriamente la luna es guardiana y activadora del inconsciente colectivo e individual, puede abrirnos las puertas al acceso a memorias de otras encarnaciones, es soporte al femenino, a lo oculto, a lo profundo y de esta manera tiene su plena influencia sobre las mareas, el agua, que es polaridad yin, femenina.

Cuando se producen las noches de luna llena, todos los aspectos que gestiona la luna y que he mencionado, se disparan, se abren, se activan de manera natural, es por eso, que es muy habitual que durante las noches de luna llena haya trastornos en el sueño, miedos inconscientes que se descontrolan, mayor irascibilidad… pues más allá que una persona crea en ello o no, al tratarse de un tema vibratorio le afecta, pues no se trata de creencias o de fe, si no de pura mecánica vibratoria.

A esta activación natural, si le sumamos una práctica individual o grupal, al aire libre o no, en donde todos los miembros se abren en plenitud a recibir su baño lunar, sin tener en cuenta instalar la prevención adecuada, lo que obtenemos es una sobresaturación del sistema inconsciente, o una posible activación de memorias de otras encarnaciones, que para gente preparada seguro va a poder gestionarlas, pero para personas que simplemente estén en la consciencia del romanticismo de este acto bajo la luna llena, les puede provocar alteraciones importantes en distintos niveles.

La intención de este artículo, es crear consciencia sobre algo que parece que la gente no tiene en cuenta, y es lo siguiente; cuando la gente va a la playa sabe que tomar el sol es saludable siempre que se haga en la medida adecuada, pero también sabe que debe tomar precaución y utilizar algún tipo de protección, pues el aspecto positivo del sol es que da vida y aporta vitamina K, y el negativo es que te puede saturar la piel y quemarte. Todo el mundo sabe que no todos somos igual de sensibles a la radiación solar, algunos resisten más y otros se queman más rápido según el tipo de piel.

Pues bien, ¿por qué la luna va a ser distinta?

Está muy bien tomar tu baño lunar, meditar en luna llena, individualmente o en grupo, pero, ¿tomaste en cuenta los efectos secundarios a los que te expones si no te colocas “la crema protectora”?

Es importante que los que dirigen meditaciones de luna llena, y los que las practican de manera individual, tengan en cuenta este aspecto negativo de la luna que puede saturar, y que al meditar o realizar alguna práctica, se instalen un protector vibratorio para que solo recibas lo que estés preparado para activar, y no más.

Ese filtro lunar se puede instalar de varias maneras, pero siempre desde el plano vibratorio.

Desde Instrucción en Combate Angélico (enseñanza angélica) proponemos instalarse el manto protector de María, en la consciencia de activarlo y permitir que descienda sobre ti desde el espacio Marial (no hablamos de ningún concepto religioso, si no vibratorio y energético).

Una vez instalado el filtro, puedes realizar un muy buen trabajo con la luna llena, activando miedos inconscientes para resolverlos, memorias de otras encarnaciones… sanación para tu feminidad… pero siempre desde la consciencia y la atención.

Existen muchos acompañantes, directores de meditación que con muy buena intención pretenden contribuir a crear consciencia y ayudar al planeta a través de estas prácticas, pero es importante comprender que la buena intención no es suficiente a día de hoy, hay que comprender las leyes universales y aplicarlas, y todo, ABSOLUTAMENTE TODO tiene su parte yin y su parte yang, todo tiene su aspecto positivo y su aspecto negativo, y hay que contemplarlo para poderlo manejar.

Rubén Escartín

Miembro Activo de Alianza Universal

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,
¿En que podemos ayudarte?